08 junio, 2007

A mi bola (como decíamos ayer...)

Llevo cuatro días matadores de trabajo, tanto en la oficina como en casa. Y tengo mi blog muy actualizado en la cabeza pero no aquí, físicamente.

He visto, por enésima vez, Dulce Libertad de Alan Alda, sobre la que quiero escribir hace varios días, y estoy como un niño con zapatos nuevos con la edición en DVD que han sacado de Los siete magníficos. Y también han caído cosillas como Silverado y un engendro de terror que no tiene nombre...

Mañana actualizo Frikiperopoco. Sigo con la cabeza en Úbeda, no veo el momento de ir al Congreso de Música de Cine (esperaré pacientemente hasta el 18 de julio), y descansar...

Y aunque el otro día les puse un vídeo con un poquito de música de Bruce Broughton (el compositor que más me apetece oír en Úbeda), hoy les pongo la pieza completa, dos minutillos gloriosos, de Young Sherlock Holmes (je je, es El secreto de la pirámide).

Si esto no es una de las bandas sonoras más fantásticas de la Historia del Cine, que baje el Capitán Kirk y lo vea...




1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar