10 mayo, 2010

Tres películas y una cuestión de educación

Entre toda las películas que he visto en las últimas semanas (y que, afortunadamente, ya he olvidado), rescato tres pequeñas joyas que me han impresionado:

1.- Up in the Air. No es una sorpresa por las muchas críticas que había leído... porque me gustaron las dos primeras películas de Jason Reitman (que ya le podría enseñar algo a su padre de cómo hacer cine), y porque tenía una pintaza que te mueres.

Un guión espléndidamente desarrollado (con unos toques a
El Turista Accidental, de la que coge más elementos de lo que parece a simple vista) y George Clooney, uno de los pocos actores actuales con el sabor añejo de las grandes estrellas.

Vera Farmiga es Dios. Cuando las actrices digan que no se escriben papeles para ellas, les tenemos que sacar este guión a relucir, en el que los dos personajes femeninos son un auténtico festín.

2.- (500) days of Summer: Esta película, sin embargo, me daba una pereza tremenda. Se supone que es una comedia romántica, pero amigos, no sólo está fantásticamente bien resuelta sino que está dirigida con gracia y talento. No conozco a su director, Marc Webb (que es el tipo que va a dirigir el nuevo Spiderman), pero desde luego, hay que seguirle la pista.

Dicen en IMDB que sus trabajos anteriores pertenecen al mundo del videoclip, pero lo que tiene esta película es un ritmo muy, muy cinematográfico. Y un gran guión con el que todos (por lo menos, los hombres) nos sentimos identificados en algún momento.

Y no puedo dejar este pequeño comentario sin nombrar a sus dos protagonistas: Joseph Gordon-Levitt y la guapa, guapísima, extraordinaria, bella y amor platónico mío, Zooey Deschanel (que en la vida real es hermana de la actriz que hace Bones y que engrandece este post con su foto).

Uno de los momentos memorables de la película es cuando el protagonista es feliz (por cosas de la historia que no contaré) y se levanta para ir al trabajo. Todo es diferente porque no es una mañana cualquiera, es SU mañana:



3.- Al límite: No me lo esperaba. Pensé que iba a ser el típico thriller, más o menos bien y me he encontrado con una película fantástica, aunque salga Mel Gibson. El guión es, como mínimo, diferente a lo que uno se espera en este tipo de pelis y, ¡Dios mío! ¡también está dirigida por talento!

El director, como dirían los cursis, es un artesano (o sea, que hace de todo y lo hace bien) que se llama Martin Campbell. La auténtica realidad es que tiene películas muy, muy malas en su filmografía... pero últimamente se sale. Y suya es la mejor aportación a James Bond de la historia (sí, sí, por encima de Goldfinger): la increíble Casino Royale (aunque para bajarle los humos, también hizo Goldeneye).

La película se basa en una serie de televisión que hizo Campbell hace bastantes años y supongo que tiene el material muy trabajado. La historia, salvo un par de cursiladas que podrían haber eliminado fácilmente y que rompen la dureza del relato, es muy impactante.

Un gran thriller, mucho mejor de lo que se anuncia. Tras su visionado, uno comprende que Gibson haya querido volver a ponerse delante de una cámara como actor.

Una cuestión de educación:

Vamos a ver, ¿soy el único que nota que la gente en Internet está muy maleducada? Quiero decir: ahora los periódicos permiten hacer comentarios a las noticias. Y cualquier noticia, pero de verdad, cualquier noticia, aunque trate de flores y jardines, tiene a gente peleándose en los comentarios. Cosas del tipo "al del comentario 4 le partiría la cara, porque es un tonto..."

Y digo yo: ¿estos tipos de donde salen? ¿Este es el precio que hay que pagar ahora que todo el mundo tiene Internet? Hasta hace poco, los comentarios eran educados y había mucho friki y mucho geek. Ahora estoy decepcionado (lo que me convierte en un tipo clasista, pero no se confundan, soy clasista en temas como la educación y la cortesía)... No comprendo que la gente hable mal, que sean maleducados, que digan burradas por hacer una gracia sin pensar en las consecuencias...

Hoy ha muerto un importante empresario canario y han salido a la luz las conversaciones de los pilotos en el accidente de Spanair. Y si uno lee los comentarios de los artículos, en donde un lector se pelea con otro sobre el peso de las azafatas, le dan ganas de apagar este chisme y dedicarse la vida contemplativa.

30 comentarios:

  1. Toda la razón del mundo. Da igual lo que leas. No tiene por qué discutirse sobre un escándalo político o un caso de corrupción.

    Hasta en los blogs de tecnología la peña se lanza a la yugular. Que si eres un maquero de.... piiiii, el linux te lo mestes por... vas a llamar pecero a tu padre....

    Sin meencionar a los que escriben como si fuera un móvil aunque su ordenador traiga todas las teclitas de serie.

    Por cierto, vi la peli de 500 días... con recelo y acabo gustándome bastante. Es lo que tiene hacer las pelis con buena factura. La forma de presentar a Summer es muy simpática.

    Nos estamos ablandando. Voy a ponerme Los Señores del Acero a ver si me embrutezco un poco.

    ResponderEliminar
  2. No he visto ninguna de las tres, pero me interesan las dos primeras. La primera porque ya me interesaba, y la segunda porque además de tu recomendación me la ha recomendado gente de la que también me fío.
    Y sobre lo de Una cuestión de educación. Pues totalmente de acuerdo. Pero me ha hecho mucha gracia leerlo así. Escribí una cosita con ese mismo título hace ya diez añitos y ha sido como un "reencuentro" con la persona equivocada pero que tenía el mismo nombre (ja,ja).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ey, ey, ey... que Los señores del acero es una SEÑORA PELÍCULA. Cada día que pasa, más me doy cuenta del valor de Paul Verhoeven en el cine. Y El Cuarto hombre, un clásico.

    No sé si tengo Los señores..., pero esta semana me hago con ella, que la tengo muy lejana (solo recuerdo que me encantó y que Jennifer Jason Leight tiene una escena... significativa).

    ResponderEliminar
  4. No, no, si yo no la escojo por mala. Al contrario, me gusta mucho. La peli y la banda sonora.

    La escojo como tratamiento para embrutecer porque la peli tiene una historia que es de todo menos delicada y sensible. Es más, me juego algo a que la edad media se parecía más a eso que lo que enseñan El Cid o Ivanhoe (que también me gustan dicho sea de paso).

    En su momento la vi en el cine y creo recordar que se estrenó con retraso cuando se dieron cuenta de que Verhoven era taquillero. Probablemnte después de que proyectaran Robocop.

    ResponderEliminar
  5. Desde pequeño siempre te gustó mucho cuando en una peli de repente se ponen a bailar en la calle. Me daba pereza porque pensé que era una cursilada tipo 27 vestidos pero me has animado.

    ¿Lo de la falta de educación sólo lo ves en internet? Porque últimamente me cabreo en todas partes. Veo la mala educación en el super, en mis amigos, incluso en el parking del cole, que un día bajaré del coche a zurrar a alguien por dejar el coche en medio obstaculizando la salida y encima mirarte y contestarte mal por pedirle que lo retires con todo el respeto del que soy capaz.

    Enseñé a mis hijos dar las gracias y a pedir las cosas por favor, pero también a no gritar y a saber decir las cosas sin herir y con respeto. Deben ser los últimos de Filipinas.

    ResponderEliminar
  6. Desgraciadamente, Sergio, la banda ancha trajo de serie una criatura que se multiplica cual Gremlin bajo la lluvia... el Hoygan.

    Está feo decirlo, pero ni la cultura debe estar al alcance de todos (porque ya vemos el uso que se hace de ella, al final), ni mucho menos la tecnología. En fin...

    ResponderEliminar
  7. Sí, creo que tienes razón. Es como una película seria con un buen gag cómico, no sólo me gana ese cambio de tono, sino que lo agradezco.
    Si en una peli normal, no musical, de repente todos se ponen a bailar con una música no diegética (o sea, de ninguna fuente real de la película) me rompe el corazón.
    Lo curioso es que, cuando se hace mal, es lo peor del mundo...

    ResponderEliminar
  8. "uy... El Cid es mala, mala... "

    Es que Miklós Rózsa me puede... sniffff!!!

    ResponderEliminar
  9. Estoy seguro que lo del "Flashmob" te tiene alucinado.

    Creo que a todos los que nos gusta un número musical inesperado nos gustaría encontrarnos con uno por la calle sin esperarlo.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/05/10/cultura/1273476630.html

    ResponderEliminar
  10. El de la estación de tren me tiene alucinado. Me encantaría ir a uno, pero no de bailar (mi sentido del ridículo me puede), sino de hacer algo raro...

    ResponderEliminar
  11. Comparto su gusto por la actriz de 500 días juntos. Hombre no me digan ustedes, como el que no quiere la cosa, que "El Cid" es una mala película. Porque supongo que se refieren al film de Anthony Mann.

    ResponderEliminar
  12. Lo malo de llevar años con el blog es que he hablado de todo. Cuando ví El Cid lo que sentí es esto: http://frikiperopoco.blogspot.com/2009/01/lo-que-los-cinefilos-no-confiesan.html
    Saludos,

    ResponderEliminar
  13. el anonimo tranquilo8:16 p. m., mayo 10, 2010

    El cid tiene todo, pero todo para parecerme horrible. Empezando por sofia loren que nunca me ha gustado especialmente, decorados de carton piedra, etc y a pesar de eso a mi me acbaa gustando siempre que la veo.

    Creo que ya lo dije una vez, pero la escena en que se levantan creyendose desterrados, abren la puerta y tienen a todos los soldados esperandolos y la camara se fija en doña jimena que pone cara de "¿es que con este hombre no se puede ni echar un polvo en un pajar?" me parece muy grande.

    Up in the air es una maravilla, todos absolutamente todos estan gloriosos, el guion es magnifico, los dialogos, la puesta en escena, vera farmiga esta pa comersela a besos y despues rumiarla, la otra chica que no recuerdo el nombre esta estupenda tambien y los dos papeles son papelones que estan todo el rato a punto de eclipsar al protagonista (por que es clooney que cualquier otro quedaria eclipsado) Y su final en contra de que muchos decian que era absolutamente convencional a mi me parece que deja un poso de tristeza y de saber el costo de las elecciones en la vida tremendo.

    la de los 500 dias me daba muuuuuchia pereza, pero mucha, pensaba otro moderno, otro mas , que aburrimiento... pero ay, es tan mona la pelicula... yo adoro la escena de ikea, si fuera de la empresa sueca de muebles lo usaria como anuncio para toda la vida. Y si la zoeey esta esplendida.

    la del gibson lo la vi pero coincido en que casino royal es buenisima.

    Respecto a verhoeven o como se escriba lo adoro. Hasta showgirls me parece buena y algun dia le llegara su reivindicacion. El libro negro era estupenda y paso mas bien desapercibida y la escena del interrogatorio de instinto basico es tan, tan grande...

    Respecto de la educacion, yo aporto mi granito de arena, por fin consigo hacer un comentario que no parece escrito por el pitufo gruñon.

    ResponderEliminar
  14. Inma, si hubiese sido una cosa así como lo de los 27 vestidos, te aseguro que no la hubiera recomendado en mi blog hace meses.
    COmparto todo lo dicho, y también me pareció superior lo de Vera Farmiga. OH, pero os dejo a la Deschanel y me quedo con Joseph GOrdon Levitt (imaginaos una viñeta con corazoncitos saliendo de mi cabeza).

    Ese baile es genial.

    Y la mala educación cada vez abunda más en nuestra sociedad, en general.

    ResponderEliminar
  15. el anonimo tranquilo8:24 p. m., mayo 10, 2010

    jo, acabo de leer el post que enlazabas de el cid y me he dado cuenta de que soy coherente, prueba inequivoca de que me hago mayor...

    ResponderEliminar
  16. Pues yo no conocía ese post y todavía me estoy revolcando de la risa.

    Por cierto, no soporto la Delgada Linea Roja.

    E iba a decir qué película he visto veintitantas veces, pero me he arrepentido en el último momento.

    Pues eso.

    ResponderEliminar
  17. Pues yo adoro La Delgada Linea Roja sobre (casi) todas las cosas, aunque se que soy minoría. La vi dos veces en el cine (en una semana) y la compré dos veces, primero en vhs y luego dvd.

    ResponderEliminar
  18. Pues yo hoy he visto un pepino de peli llamada Frozen River que os recomiendo encarecidamente a todos. Impresionante su actriz protagonista y precioso el final, un canto a la esperanza entre tanta desolación.
    Peliculón.

    ResponderEliminar
  19. Esa la veo yo esta noche, que la tengo esperando tres o cuatro semanas y me daba pereza... pero si es un pepino, la veré...

    ResponderEliminar
  20. No creo que sea sólo una cuestión de educación. Deberíamos responsabilizar a los antipáticos, gritones y agresivos de su comportamiento, son así porque les da la gana en la mayoría de casos. Internet les deja esconderse.

    Zooey me dice que pasa de ustedes.

    Quiero ver up in the air. Mel Gibson me cae mal, me molesta que me gusten pelis en las que sale.

    ResponderEliminar
  21. el anonimo tranquilo11:42 a. m., mayo 11, 2010

    Definicion de pelicula pepino para ya mismo.

    ResponderEliminar
  22. Frozen River es muy buena película. No es un pepinillo, es un buen pepino, pero no es un pepino grandioso.
    Queda claro, ¿no?

    ResponderEliminar
  23. Película pepino es toda aquella película no dirigida por Antonio Gimenez-Rico cuyo visionado mejora tu condición humana y no te deja con la sensación de haber perdido hora y media (o, en su defecto, 6 horas si la película es de Ingmar Bergman).

    El matiz del pepino lo ha expresado con acierto el señor Arán: Frozen River es un pepino fílmico sin llegar a la categoría de pepinazo pero claramente sobrepasando la de pepinillo en vinagreta.

    Fdo: Pepino di Capri.

    ResponderEliminar
  24. el anonimo tranquilo7:16 p. m., mayo 11, 2010

    pues a mi fanny y alexander me gusta y la considero un pepinazo de los gordos. Lo digo por la alusion a pelicula de bergman de 6 horas.

    Y de camino las mejores intenciones que tambien me parece un pepino gordo.

    y tres palabras de antonio giemenez rico? jajaja que seria jajajaja pimiento morron?

    ResponderEliminar
  25. Vale lo del "Gatoparto" y "Todos los hombres del presidente". Lo del "Cid" me sorprende pero prometo echarle una nueva visual en busca de los defectos que señalas. ¿Decorados que se mueven con el viento? ¿No te estarás confundiendo con "El Cid cabreador", del difunto Angel Cristo?

    ResponderEliminar
  26. uf... ¡El cid cabreador! Eso promete. Y seguro que es un poco mejor que Cristobal Colon, de oficio a descubridor... "América, América, hemos descubierto América"

    ResponderEliminar
  27. Yo soy mas de Gritos y susurros y Escenas de un matrimonio, la verdad. Debería haber usado a Theo Angelopoulos o a Manoel De Oliveira como creadores de "pepinillos inacabables"

    ResponderEliminar
  28. el anonimo tranquilo10:34 p. m., mayo 11, 2010

    esos dos no llegan ni a pimiento deshidratado.

    cristobal colon es mucho mejor que la del cid cabreador, y eso que promete mucho la del cid pero se queda es eso, es como la de juana la loca de vez en cuando que lola flores de juana la loca promete mucho pero al final se queda en nada la pelicula.

    Recomendaciones a contracorriente: todos al suelo de mariano ozores con todas las de la ley, resplandor en la oscuridad por que es tan entretenida que nunca puedes dejar de verla, y un verano en la toscana por que es tan irreal que solo te quedan ganas de que sea verdad todo lo que pasa.

    ResponderEliminar
  29. Educación??? Y eso que es???... ah!!! si!!!
    creo recordar algo, creo que la vi en un supermercado en forma de mortadela.....

    Es triste, pero educación hace tiempo que no tenemos.

    ResponderEliminar